Fenómenos Paranormales

Aqui descubriras un mundo nuevo ignorado por la ciencia
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Control de habitos mediante hipnosis (Parte 2)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sea
Admin


Cantidad de envíos : 123
Localización : En el astral
Fecha de inscripción : 22/02/2008

MensajeTema: Control de habitos mediante hipnosis (Parte 2)   Lun Feb 25, 2008 7:29 pm

ADVERTENCIA: ANTES DE LEER ESTE POST, LEE: CONTROL DE HABITOS MEDIANTE HIPNOSIS(PARTE 1), ASÍ NO SE CREARAN CONFUSIONES

Tics

La autohipnosis puede emplearse en el tratamiento de los tics, aunque siempre en combinación con otras técnicas. Los tics son movimientos involuntarios, y prácticamente inconscientes, que afectan a uno o varios músculos del cuerpo. A veces son ruidosos (tics fonatorios) consistentes en carraspear, inspirar por la nariz o chasquear la lengua. En ocasiones son combinaciones amplias de todo esto que venimos diciendo.
En cualquier caso de tics debe intervenir un médico neurólogo, que va a diagnosticar el tipo y la gravedad de cada uno de los distintos tipos de tics. En principio hay tres tipos de tic:

Tics transitorios. Son los más benignos. Afectan a uno o dos músculos, varían de una temporada a otra, aparecen y desaparecen espontáneamente.

Enfermedad de los tics (o enfermedad de “Gilles de La Tourette”). Toma su nombre del neurólogo francés que la describió por primera vez. Los tics son constantes, incoercibles, afectan a muchos grupos musculares, aumentan cuando el sujeto está solo y se acompañan de la emisión de ruidos y de palabras en forma compulsiva.

Tics motores crónicos. Estarían entre los dos grados anteriores. Más que un tic transitorio, pero sin llegar a la gravedad y espectacularidad de la enfermedad de Gilles de La Tourette.

Los dos últimos tienen un origen orgánico (un fallo en los centros cerebrales de control del movimiento, algo así como lo que sucede en la enfermedad de Parkinson) y requieren un enfoque médico.
Los tics transitorios, en cambio, pueden tratarse con un enfoque psicológico amplio. Lo mejor es efectuarlo en la infancia, que es cuando aparecen este tipo de tics. El tratamiento de los tics transitorios exige, ante todo, una actitud tranquila por parte de la familia. Los tics son manifestaciones semivolun­tarias y di­fícilmente controlables, pero que suelen aumentar en momentos de ansiedad. Si el niño se ve vigila­do, reconvenido, culpado o menospre­ciado a causa del tic, le va a aumentar la ansiedad, con lo que aumentarán los tics.
Hacia 1973, N. H. Azrin, Director del Dpto. de Tratamientos en el Centro de Desarrollo y Salud Mental Anna, en la localidad de Anna (Illinois) y profesor en la Univ. de Illinois Meridional, en Carbondale, des­cribió un método de aprendizaje para el control de hábitos nerviosos, en­tre los que incluye los tics junto a tartamudez, morderse las uñas, arrancarse el pelo, tamborileo, ceceo, rechinar los dientes, carras­peo, tos nerviosa, bizqueo, parpadeo o movimien­tos espasmódicos de los ojos, morderse el interior de la mejilla y el labio. En conjunto, se trata de una serie de actos motores, desde los muy sim­ples (ej: parpadeo como tic) hasta los muy com­plejos (ej: arran­carse pelos de las cejas, llevarlos a la boca y triturarlos con los dientes). El trata­miento según el método de Azrin y Nunn consta de un plan amplio que incluye: Aprendizaje de una motivación para dejar el hábito; apren­der a ser consciente del hábito; aprender una "reacción de competencia", esto es: una conducta que sea incompatible con el hábito, para ponerla en prácti­ca cada vez que la persona detecte el inicio de éste, con lo que puede pararlo; reconocer la con­ducta asociada al hábito para luchar contra él desde su más incipiente manifestación; cobrar consciencia de las situa­ciones que tienden al hábi­to; adiestramiento en la relajación; búsqueda de apoyos sociales (amigos, parientes, etc.) que se­pan que uno está dejando el hábito; práctica de las reacciones de competencia, hasta que se vuel­van automáticas; ensayos simbólicos, imaginando la lucha contra el hábi­to en diversidad de situa­ciones; exhibición de la mejora, buscando situa­ciones antes evitadas a causa del hábito (por ejemplo, ir a ciertos lugares públicos donde antes uno se avergonzaba de entrar a causa de sus tics); registro, llevando una gráfica de sus frecuencias y de sus progresos.
En el caso de los tics, las técnicas de relajación y de autohipnosis se practican esen­cialmente con los grupos muscu­lares involucrados en los tics concretos de cada persona.

Un ejemplo de la técnica:

a) el niño es aleccionado a considerar las ventajas que tendrá cuando logre superar los tics;

b) aprende a detectar las situaciones que facilitan la producción de tics resumiéndolos en una lista (ej: nerviosismo, ser el centro de atención, viajando en autobús, al hablar por teléfono, al escribir una tarea, etc.);

c) aprende una "reacción de competencia (ej: contracción, sin movimiento, de los músculos involu­crados en el tic);

d) ensaya intensamente el control del hábito, estando a solas y en un am­biente tranquilo;

e) ensaya mentalmente y prepara su reacción ante las diversas cir­cunstan­cias en que se le suele presentar el tic;

f) bus­ca el apoyo social de sus amigos, maestros, pa­dres, hermanos, etc., pidiéndoles que le recuer­den que está dejando el hábito, y que debe reali­zar los ejercicios;

g) exhibe su mejoría ante los demás, participando en una conversa­ción ante desconocidos, o solicitando hablar en clase (en general, actividades que antes evitaba por ver­güenza);

h) anota, a diario, sus progresos, llevando un registro y/o una grá­fica de la fre­cuencia con que realiza los tics y de las veces en que es capaz de controlarlos.

La técnica completa de Azrin y Nunn consta en su obra "Tratamiento de hábitos nerviosos", traducida al español (Ed. Martínez Roca, Barcelona, 1987). Es una excelente metodología que aporta una há­bil solución para una serie de conductas, apa­rentemente inofensivas, pero que son causa de an­siedad en muchos niños... y en no menos padres.



Tartamudeo

El tartamudeo consiste en la repetición o pro­longación frecuente de los sonidos, o de las síla­bas. Perturba notablemente la fluidez del lengua­je. Puede haber problemas en la emisión de cualquier fonema, pero es más frecuente que apa­rezcan mayormente al iniciar fonemas "explosivos" (/b/, /p/, etc.) Es normal que el tarta­mudeo sea más evidente cuando el niño se halla some­tido a una situación en que se siente evalua­do, o con la "necesidad" de hablar bien. El niño suele intentar mecanismos de compensación para evitar su aparición, por ejemplo: iniciar sus fra­ses con una palabra "inocua", acompañar su verba­lización con movimientos, etc.
Es un trastorno de aparición infantil en la in­mensa mayor parte de los casos. Suele iniciarse en el curso de la instauración del lenguaje. La mayor parte de los casos son transitorios (hasta un 80 % de recuperacio­nes). Alrededor de un 5% de niños han presentado o presentan algún tipo de tartamudeo, pero solamente el 1% de adultos si­guen con este tras­torno.
Son varias los tratamientos propuestos para el trata­miento del tartamudeo así como las teorías pro­puestas para su explicación. El comporta­miento de la persona que tartamudea suele ser muy variado. Mu­chos tartamudos no parecen sufrir con su pro­ble­ma. En otros aparecen síntomas que revelan una ansiedad que puede ser muy discreta o muy acusada. Otros, en fin, se cierran en el silencio, evitan las situaciones de conflicto y al final también a la mayoría de las personas. En estos casos el trastorno sobrepasa el área del lenguaje para integrarse más en el marco de la psiquiatría.
En general puede decirse que la tartamudez se incrementa en aqué­llas ocasiones en que la tensión emocional aumenta, espe­cialmente, si aumenta en relación a la emisión del lenguaje (angustia de anticipación. Se acentúa en circunstancias que marcan una etapa de adap­tación social, o que ponen en cuestión dicha adap­tación. Lo cierto es que el tartamudo se encuentra expuesto a alteraciones psico­lógicas que es preciso someter a un tratamiento, bien para superarlas bien para lograr un aceptable equilibrio que le permita asumir su pro­blema, como requisito pre­vio para lograr su superación.
Los tratamientos combinan diferentes técnicas. La más habitual es la técnica de Azrin y Nunn, la cual consiste fundamentalmente en la producción de respuestas incom­patibles con la conducta de tartamudeo. Describimos la técnica al com­pleto en el apartado dedicado a tics. En el caso del tartamudeo, el sujeto debe ser entrenado para interrumpir su habla en el momento de tar­ta­mudear, para inspirar profundamente. El pro­grama incluye otros aspec­tos: formulación de pensamientos antes de hablar, identificación de si­tuaciones favorables al tartamudeo, períodos de habla cortos, ejercicios diarios de respiración, procedimientos de relajación y autohipnosis, exhibición de las me­joras corregidas y apoyo de los familiares y personas próximas. El trabajo original de Azrin ha sido recientemente traducido al español ("Tratamiento de Hábitos nerviosos: tartamudez, tics, morderse las uñas, arrancarse el cabello, etc." N.H. Azrin y R. G. Nunn, Ed. Martínez Roca, 1987).


Trastornos por ansiedad

La autohipnosis puede ser muy útil en el control de la ansiedad. Como técnica para inducir la relajación, sirve para aprender a tranquilizarse, para reposar en situaciones de tensión y para eliminar la tirantez acumulada. En este sentido, los simples ejercicios de inducción autohipnótica descritos en el apartado 4.4, son suficientes para aprender a disminuir la ansiedad.
En el caso de que la ansiedad esté causada por una acumulación de ideas erróneas ,la hipnosis se aplicará siguiendo las instrucciones correspondientes, en lo que se refiere a “grabación de mensajes”. Cada cuál deberá detectar sus ideas erróneas más habituales, y construir “mensajes racionales” a partir de los esquemas que en este minimanual venimos ofreciendo.
Un detalle importante: las grandes crisis de ansiedad suelen ser causadas por un trastorno de fondo depresivo, y, en ellas, de nada sirve la aplicación única de hipnosis. Deben ser evaluadas por el profesional de la psiquiatría, quien decidirá acerca de su mejor tratamiento.

Fobias concretas


Las fobias únicas (por ejemplo: a las alturas, a los ascensores, a las serpientes...) son fáciles de tratar mediante la autohipnosis. En cambio, las fobias múltiples (fobia a salir a la calle y a ir en metro y a ir al cine y a visitar grandes almacenes y a...) requieren un enfoque más amplio.
Las fobias múltiples, a menudo, se engloban bajo el concepto de “agorafobia” . Hoy en día llamamos “agorafobia” al temor a padecer ansiedad extrema en un lugar de donde sea difícil o embarazoso escapar. Ello incluye lugares muy dispares: un cine lleno de gente, un túnel en la carretera, un ascensor...
La “agorafobia” suele ser también un trastorno de fondo depresivo. A veces la depresión está tan enmascarada que únicamente un interrogatorio cuidadoso por parte del profesional llega a ponerla de manifiesto.
La “agorafobia” requiere una evaluación profunda por parte del psiquiatra, antes de decidir que técnica, o combinación de técnicas, deben aplicarse.
Las fobias concretas se pueden tratar con autohipnosis. Veamos un ejemplo concreto: las instrucciones que damos para personas que “se bloquean” en situaciones de examen (“fobia a ser evaluado”). Emplearemos las que aplicamos a un caso concreto: Pili, una de mis pacientes, de 39 años, que había suspendido 6 veces el examen de conducir, y para quien la sola mención del examen producía un estado de ansiedad (por cierto, aprobó).
Una vez inducida la autohipnosis, con algún método que incluya visualización, pasamos al siguiente mensaje:
“Vas a visualizar ahora el día de tu próximo examen. Te has levantado por la mañana, has ido al campo de prácticas, y haces tu última práctica antes del examen. Te sientas en el coche. Visualiza la situación como sabes hacerlo. Fíjate en los detalles del coche. El olor que sientes. Los ruidos del ambiente. La luz. La calle. Los semáforos...
Apoya las manos en el volante. Comprueba que no lo agarras de forma tensa. Simplemente apoyas las manos y sostienes levemente el volante. Deja que los brazos se sientan relajados, con sensación de peso y ligereza. Comprueba que tu postura sea relajada. Te sientas recostada. Las piernas sueltas. Sin tensión. Respira profundamente, elimina tensión con cada respiración.
Inicia la última práctica antes del examen. Vas a hacer una cosa que te parecerá insólita, pero que debes hacer: vas a equivocarte dos veces ex-profeso. Vas a saltarte (un poco) una señal o frenarás un metro más adelante de lo debido en un semáforo. Elige tu mismo lo que vas a hacer, pero equivócate, a sabiendas, dos veces. Con ello ya te habrás enfrentado este día a posibles errores, y no sientes ansiedad ante ellos.
Cuando vayas a iniciar el examen real, harás lo mismo. Comprobarás tu postura. Dejarás relajados tus brazos y piernas. Sostendrás con suavidad el volante. Inspirarás para la respiración profunda y rememorarás el olor relajante del paisaje tranquilo. Antes de empezar mirarás al cielo y, como hablando para ti mismo, dirás en voz baja pero audible: “estoy supernervioso”. Aunque no lo estés. Con ello ya no tienes que ocultar nada si te pones nervioso. No esperes respuesta del examinador. Si te dice algo, lo que sea, respondes “perdón, gracias”.
A partir de ahí, respiras, rememoras el olor del paisaje relajante... y dejas que el examen vaya fluyendo de forma automática, haciendo lo que sabes, sin más.
Si te sale bien, maravilloso. Te dices: “Muy bien”.
Si te sale mal, no pasa nada. Te dices: “Volveremos a intentarlo”. Si sale mal, analizaremos el por qué, y habremos aprendido algo de cara al siguiente examen.”
En este mensaje hemos incluído técnicas de relajación, de visualización y de intención paradójica (equivocarse ex profeso en el ensayo, para reducir la ansiedad ante el error).


Fuente: http://drromeu.net/hipnosis.htm#_Toc325347125

Besos

Sea
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://fenomeno-paranormal.forocreacion.com
 
Control de habitos mediante hipnosis (Parte 2)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mind Kontrolle Ultra, Control de la mente mediante microondas
» NO ES PODER DE DIOS, ES HIPNOSIS
» Control mental
» Hipnosis para curar Método muy utilizado pero poco conocido
» Labview software para simulacion y sistemas de control

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Fenómenos Paranormales :: Hipnosis :: Hipnosis en general-
Cambiar a: